portada

El proceso de rehabilitación de una fractura vertebral por aplastamiento

La fractura vertebral por compresión, aplastamiento, se considera una de las fracturas  más comunes. Pueden ser de causa traumática o de causa osteoporótica , siendo estas últimas las más frecuentes.  Esta fractura puede causar un dolor agudo o crónico. Hoy te hablamos del proceso de rehabilitación de una fractura vertebral por aplastamiento.

Constituye factor de riesgo y se asocia a un exceso de mortalidad. En un gran número de pacientes el dolor remite en unas semanas pero un porcentaje en un porcentaje elevado de ellos el dolor persiste más tiempo, incluso llegando a discapacitar a la persona.

1.- Diagnóstico de una fractura vertebral

El dolor de espalda es la señal de que algo no va bien. Que aparezca un dolor súbito o crónico en la espalda puede ser por una fractura en la columna. Si sufres dolores de esta manera visita a tu médico de confianza para tratar las causas.

Vigila tu postura, las fracturas vertebrales pueden hacer que los huesos de la columna colapsen y perder estatura.

El diagnóstico de una fractura vertebral se puede ver con una radiología simple (Rayos X) y complementarse con un escáner (TAC) o resonancia magnética para observar bien el hueso y los tejidos adyacentes.

Si ya se intuye que la fractura puede ser osteoporótica se puede realizar una densitometría ósea y un análisis de sangre para comprobar el estado del hueso y buscar un tratamiento.

Los huesos de la columna vertebral pueden colapsar o romperse como resultado de una pérdida ósea. La pérdida ósea se relaciona con múltiples factores, por ejemplo, osteoporosis, menopausia, hipertiroidismo, uso prolongado de corticoides, entre otros.

Todo diagnóstico tiene como objetivo conseguir una historia clínica adecuada. Un diagnóstico temprano te llevará a tener más opciones de tratamiento.

2.- Tratamiento no invasivo / médico  / conservador de las fracturas vertebrales

Si te detectan una fractura vertebral, el primer paso es tener paciencia, puesto que puede llegar a ser un proceso lento hasta que se consiga solventar.

El reposo y la medicación aliviarán el dolor pero no repararán la fractura de la columna. Si es una fractura causada por osteoporosis, cáncer, tumores benignos existen otras opciones innovadoras de tratamiento que también pueden considerarse.

2.1.- Tratamiento conservador

Se trata de una fase aguda y subaguda.

Este tratamiento consiste en suministrar analgésicos y antiinflamatorios al paciente, en algunas ocasiones se establece el uso de un corsé para inmovilizar la zona.

Por otro lado, es importante suministrar calor para aliviar las contracturas musculares que se asocian a las fracturas.

Algunos expertos recomiendan el uso de calcitonina, lo cual ha demostrado disminuir el dolor cuando no hacen efecto los analgésicos.

El reposo se recomienda a todos los pacientes en los primeros días. La movilización, una vez diagnosticada y encaso de que no sea una fractura inestable  debe ser precoz para evitar la descalificación y evitar fenómenos de trombos en las piernas.

Durante la etapa en la cama se recomienda educar al paciente para que coja una postura correcta y sepa hacer los cambios posturales pertinentes.

Durante el período más doloroso se mantiene la compresión vertebral y la fisioterapia se limita para mantener los músculos y la circulación sanguínea cuando se está en la cama.

Los aplastamientos crónicos se asocian con el dolor, para ellos se recomiendan analgésicos y ejercicios para fortalecer la musculatura. Sumado al calor y a la estimulación nerviosa transcutánea. Por ejemplo, ultrasonidos.

2 .2.- Tratamiento con  ortesis vertebral

Las ortesis de columna son las más conocidas entre la población, por ejemplo las fajas. Las ortesis de columna son parecidas a los corsés, su uso dependerá del tipo de problema que se tenga. La columna se divide en cuatro partes sacra, lumbar, torácica y cervical.

Las ortesis pueden ser:

  • Rígidas o inmovilizadoras
  • Semirígidas
  • Blandas
  • Preventivas

Estas ortesis consiguen un grado de descarga además de inmovilización y estabilización de la zona en la que se colocan.

Este tratamiento dura unas 8-12 semanas para favorecer la estabilización de la fractura. Los dos meses posteriores a la fractura vertebral aguda los ejercicios fisioterapéuticos se centrarán en la relajación y mantenimiento de la movilidad articular.

En la fase de rehabilitación intensiva se comienza con la retirada del corsé ortopédico, 8 o 12 semanas desde el dolor agudo. Todo dependerá de un control radiográfico previo y de que los síntomas del dolor hayan remitido.

2 .3.- Rehabilitación

La rehabilitación consiste principalmente en realizar ejercicios para fortalecer los músculos extensores de la espalda, reentrenamiento de la postura, ejercicios ergonómicos y para aumentar el equilibrio.

2 .4.- Prevención

Dado que las fracturas por aplastamiento son las mas frecuentes y en la mayoría de ellas, no hay  antecedente traumático , en pacientes mayores con presencia de fractura osteoporótica, está muy incrementado el riesgo de sufrir una nueva fractura en una vértebra adyacente o en la proximidad.  Medicamentos como la teriparatida ( Forsteo ) ayudan al tratamiento de la osteoporosis vertebral y la prevención de recurrencia de fractura.

 3.- Tratamientos quirúrgicos de la fractura vertebral

Los tratamientos quirúrgicos para tratar únicamente fracturas vertebrales en las cuales no hay deformidad relevante o compromiso neural  son vertebroplastia y cifoplastia.

Son intervenciones muy poco invasivas, su objetivo principal es controlar el dolor mediante un tratamiento conservador, la progresión de una deformidad vertebral y la elección de un paciente que esté plenamente informado.

Las dos técnicas son muy útiles para controlar el dolor, las mejoras son del 60-100% de los casos.

La cifoplastia puede ofrecer resultados intereresantes en cuanto a reducción de la discapacidad en casos seleccionados y mejora de la calidad de vida.

Después de estas intervenciones quirúrgicas es importante realizar ejercicios fisioterapéuticos para fortalecer los músculos extensores de la espalda.

En caso que la fractura o fracturas impliquen deformidades importantes, (  hipercifosis compensadoras , etc ) o haya compromiso neurológico que esté afectando al paciente, se requerirá una intervención quirúrgica mayor, para descompresión neural y estabilización de la columna con tornillos  con el objeto de intentar restablecer la curvatura de la columna original. 


4. A tener en cuenta en una fractura vertebral por aplastamiento

Cada cuerpo y cada persona es un mundo, las fracturas vertebrales por aplastamiento las sufren cada vez más personas, uno de los factores principales es la edad.

Si sufre dolores de espalda de forma repentina o repetidos en el tiempo es importante contar con la experiencia de un profesional. Quien le ayudará a estudiar su caso, los factores que han intervenido y buscar una solución común, además de un tratamiento adecuado.

Si necesitas información no dudes en visitar nuestra web, el Dr. Somoza estudiará tu caso para conocerlo de primera mano y buscar la solución que acabe con tus dolencias. La profesionalidad y cercanía son los pilares fundamentales de su consulta.

Si sufres una fractura vertebral por aplastamiento no dudes en ponerte en contacto con nosotros.

¡Puntúa esta página!
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Otros post de interés...
Contactar