Hidrocefalia

Es el aumento patológico del volumen de  Llíquido cefaloraquídeo intracraneal, independientemente de la presión hidrostática o barométrica, definiéndose líquido cefaloraquídeo como todo el fluido, con excepción de la sangre y sus productos de degradación, normalmente contenido en el encéfalo, sus cavidades y sus espacios, independientemente de su composición celular o electrolítica 

ICON QUIRON

Centro Médico
Riazor, A Coruña

Centro Médico
Mapgre A Coruña

NSOG

Hospital Nosa Señora
dos Olios Grandes Lugo

ICON QUIRON

Hospital QuironSalud
A Coruña

Objetivos del tratamiento para la
hidrocefalia

En términos fisiopatológicos, la hidrocefalia podría ser definida como un desequilibrio en la normal dinámica de líquido cefaloraquídeo ( LCR ) suficientemente importante para llevar a una anormal acumulación de fluido en la cavidad intracraneal.

El 50-80% del lCR és producido por los plexos conoideos. Estas son estructuras vasculares especializadas, localizadas en los ventrículos laterales, techo del III ventrículo y pavimento del IV ventrículo.
 
El LCR se produce a una tasa de 20 ml/h o cerca de 500 ml /dia. El LCR circula desde los ventrículos a través de las cisternas de la base y del raquis por mecanismos complejos hasta los lugares de absorción.
 
Se trata de un flujo pulsátil, dependiendo del flujo vascular, en forma de ondas con movimientos anterógrados y retrógrados.
 
Se reabsorve a nivel de los senos venosos craneales por un fenómeno pasivo que depende de gradientes de presión entre el espacio subaracnoideo y los senos.
De acuerdo a la teoría clásica de la dinámica de LCR la hidrocefalia puede ser causada por:
 
  • Exceso de producción de LCR
  • Obstrucción a la circulación de LCR
  • Dificultad en la absorción de LCR     
  • Obstrucción del drenaje venoso 
Según la presión:
  • Hipertensivas
  • Normotensivas
Según la forma de presentación:
  • Agudas
  • Crónicas
Según presente obstrucción o no a la circulación de LCR: 
  • Comunicantes :  la circulación de LCR está bloqueada a nivel de las granulaciones aracnoideas
  • No comunicantes ( Obstructiva ): Obstrucción de lCR en el sistema ventricular
Según etiología:
  • Congénita  : estenosis Acueducto, agencia vellosidades aracnoideas, Malformación de Chiari, Sandy Walker… 
  • Adquirida. :  meningitis, tumores, posthemorragia, postquirúrgica…,
En niños <2 años:  aumento del perímetro cefálico, fontanela tensa, hipotonía , parálisis de la mirada cervical ( ojos en sol poniente ), irritabilidad, vómitos, respiración anormal, …
 
En adultos lo más característico es el síndrome de hipertensión intracraneal , cefalea, vómitos y edema de papila.             También se puede apreciar limitación en la mirada vertical , alteraciones en la marcha…
 
Una variante característica de adultos mayores 65 años es la llamada hidrocefalia de presión normal  o hidrocefalia normotensiva donde se aprecia hidrocefalia comunicante en estudios de imagen y a presiones normales. La tríada clínica clásica sería ataxia, demencia e incontinencia de esfínteres.
Habitualmente  clínico apoyado en estudios de imagen como TAC cerebral y /o RMN donde se estudian flujo y suele apreciarse un incremento de tamaño del sistema ventricular, con balonización de las astas frontales o hipodensidad (TAC ) hiperintensidad ( T2) periventricular sugestivo de absorción transependimaria.
 
La Punción lumbar o ecografía y ocasionalmente Rx también pueden ser utilizados

Generalmente quirúrgico a través de una derivación ventrículoperitoneal o a través de abordaje neuroendoscópico.

Proceso quirúrgico

IMG_Proceso quirurgico

Diagnóstico médico

Se realiza en Consulta previa entrevista donde se elabora una historia clínica detallada para estudio de su sintomatología y causa del problema. Habitualmente suele ser necesario la realización de estudios radiológicos convencionales como Resonancia o el TAC y adicionalmente puede ser necesario el uso de otros métodos complementarios de diagnóstico, como estudios neurofisiológicos, punción lumbar, estudios de angiografía cerebral, etc.

Pre-operatorio:

Debe estar tranquilo. Evite fumar. El día anterior puede ser necesario el uso de champú bactericida. Puede ser indicado la suspensión temporal previa a la cirugía de anticoagulantes o antiagregantes en caso de que forme parte de su medicación habitual. Realizará analítica pre-operatoria y será valorado por Anestesia. Debe mantener ayuno de 6-8h previas a la Cirugía.

Intervención quirúrgica

 La duración de una intervención quirúrgica craneal suele ser varible en función del tipo de cirugía ( tumoral, vascular, traumatismo craneal, derivativa de LCR…), localización de la lesión, extensión de la misma, etc.  Normalmente en 48h el paciente está deambulando y probablemente pueda obtener el alta entre 5-7 días posteriormente

Post-operatorio:

Dependiendo de la naturaleza de la lesión, es posible que pueda necesitar tratamiento complementario que exija la participación de otras especialidades ( oncología, radioterapia, …). Por regla general, el prognóstico dependerá mayormente de la causa que motivó su cirugía. Puede ser necesario tratamiento médico posterior así como control radiológico. En algunos casos puede ser necesario el tratamiento Rehabilitador.

Solicita más información

Preguntas más frecuentes de patologías craneo cerebral

Habitualmente las primeras 24h de post-operatorio se pasan en la UCI, donde el paciente es vigilado de forma más apretada minimizando así riesgos de posibles complicaciones que pudieran aparecer.

No es necesario, pues no incrementa por regla general la tasa de infección y sí mejora la estética y el stress psicológico que supone una cirugía craneal.

Debe evitar el uso de tintes o agentes químicos sobre el cabello al menos durante 6 semanas tras la cirugía

Es común que las primeras 24-48h un vendaje compresivo minimice la posibilidad de acúmulo hemático entre el cuero cabelludo y el cráneo. También se suele dejar para ese fin un drenaje durante 24-48h y el paciente habitualmente dormirá con la cabecera elevada.

Deberá evitarlo pues hasta que el proceso esté  resuelto. El alcohol puede interferir con medicación que vaya a precisar y el  tabaco retrasa los fenómenos de cicatrización.

Aconsejamos evitarlo durante 3-4 semanas posteriores a una cirugía craneal.

En función de la patología tratada, puede ser necesario durante un tiempo determinado el uso de medicación antiepiléptica, corticoides, analgésicos…

Son signos de alarma que la herida operatoria supure, se abra y se torne dehiscente, que salga líquido claro por la herida, tenga fiebre postoperatoria o deterioro clínico.

Testimonios de nuestros pacientes

Visitar perfiles completos de

Medios en los que aparecemos

Contacto con el Dr. Somoza

¿Quieres más información o necesitas una cita?

Si Ud necesita una Consulta con el Dr. Somoza, rellene el formulario y nos pondremos en contacto con Ud.  a la mayor brevedad posible