patologia-columna-vertebral-drpablosomoza

¿Cuáles son los síntomas y causas de una patología de columna vertebral?

Con el paso del tiempo, el ser humano ha ido adoptando una vida cada vez más sedentaria. Esto, ligado a las malas posturas que adoptamos, por ejemplo, en el trabajo o a la hora de coger peso, supone que cada vez sean más las personas que tienen que acudir a un especialista en neurocirugía a causa de una patología de columna vertebral.

Desde nuestra posición como expertos neurocirujanos podemos observar como algunas de estas dolencias se repiten en mayor número de pacientes, por ello, hoy queremos contarte cuáles son las patologías de columna vertebral más frecuentes, cómo reconocerlas y si se puede hacer algo por evitarlas.

Principales causas que provocan una patología de columna vertebral

Como ya apuntábamos al inicio, una de las causas más comunes que provocan patologías de columna vertebral están relacionadas, simplemente, con el paso del tiempo. Los malos hábitos posturales, ligados a la degeneración natural del cuerpo humano, hace que aparezcan, casi inevitablemente, ciertos problemas en nuestra columna, al igual que ocurre con cualquier otro órgano.

No obstante, también son muchos los casos que acuden a la consulta de neurocirugía como consecuencia de accidentes laborales, tráfico, etc.  o cualquier otro tipo de traumatismos. Además, como veremos más adelante, también podemos encontrar patologías de columna que surgen a raíz de otro tipo de dolencias.

¿Cuáles son las 5 patologías de columna vertebral más frecuentes?

Son diversas las patologías de columna vertebral que llegan a la consulta de un neurocirujano. Sin embargo, tanto en nuestras consultas como en las del resto de compañeros de profesión, suele haber una serie de ellas que se repiten con mayor frecuencia.

Hernias discales (lumbar y cervical)

Cuando hablamos de hernias discales, podemos referirnos a dos tipos de patologías diferentes. Por un lado encontramos la hernia discal lumbar y, por otro, la hernia discal cervical.

Sufrir una hernia discal, ya sea lumbar o cervical, es una de las afecciones de la columna más comunes entre la población. Para entender cómo se producen las hernias discales, primero debemos saber que los discos intervertebrales están formados por dos partes: el anillo fibroso y el núcleo pulposo.

Con el paso de los años, los discos se van degenerando de manera progresiva perdiendo resistencia. Esto provoca que llegue un momento en el que, tras una extensión vertebral, el anillo fibroso deje de hacer su función y el núcleo pulposo quede desplazado o, incluso, llegue a romperse. Si esto ocurre, sufriremos una hernia discal.

hernia-discal-drpablosomoza

Estenosis de canal lumbar

Esta patología de columna vertebral consiste en la disminución de amplitud del canal por donde pasa la médula espinal y/o los nervios que llevan funciones tan importantes como el movimiento y sensibilidad de brazos y piernas, el control de los esfínteres, la posibilidad de caminar de forma autónoma…etc.

Entre las causas que provocan esta lesión encontramos, como apuntábamos anteriormente, la degeneración; pero, además, la estenosis de canal medular puede aparecer a causa de una enfermedad congénita o como consecuencia de otras patologías de la columna vertebral como, por ejemplo, la espondilolistesis (que explicaremos a continuación).

Espondilolistesis

Bajo este nombre que puede parecerte tan difícil de pronunciar y de recordar, lo que se esconde es una patología de columna que se produce por el desplazamiento de una vértebra respecto a la inmediatamente superior o inferior. La gravedad de la espondilolistesis dependerá del grado de desplazamiento que haya sufrido la vértebra. Como ya hemos apuntado anteriormente, puede derivar en una estenosis de canal.

Fracturas vertebrales

Este tipo de patología de columna vertebral no es solamente una de las más frecuentes, especialmente por el envejecimiento poblacional que condiciona una osteoporosis vertebral y fractura consecuente,  sino que también puede convertirse en una de las más peligrosas. Y es que, dependiendo del tipo de fractura, puede derivarnos en alguna otra lesión que sea irreversible.

Es por ello que, ante cualquier mínimo indicio de que puedas haber sufrido una fractura vertebral, debes acudir lo antes posible a visitar a una especialista. Este diagnosticará el grado de la fractura y estudiará cuál ha sido la causa que la ha provocado, ofreciendo a continuación el tratamiento más apropiado.

Lumbalgia

Aunque no es una patología como tal, sino más bien un síntoma, es una de las causas por las que muchos pacientes acaban acudiendo a la consulta de un neurocirujano.

Son varios los estudios que arrojan que más de un 80% de personas padecerán lumbalgia al menos una vez en la vida.

Los signos y síntomas más comunes de las afecciones de columna vertebral

Ahora que ya puedes hacerte una idea de en qué consiste cada una de estas patologías de columna más frecuentes, es hora de explicarte cómo puedes identificar si estás sufriendo alguna de ellas. No obstante, ya te avisamos de que será difícil que te hagas un autodiagnóstico ya que muchas de estas afecciones presentan síntomas similares. Por ello, la mejor opción será acudir a un profesional y que sea él quien lo valore.

Como no podía ser de otra forma, uno de los síntomas más comunes en cualquier dolencia de la columna vertebral es el dolor. Sentir molestias al hacer un movimiento cotidiano puede ser un signo de que algo no está funcionando correctamente. Por lo general, las dolencias de la columna suelen presentarse a través de un dolor agudo que se refleja en nuestras extremidades (brazos y/o piernas).

También puede ocurrir que sientas una inflamación en la zona afectada. En casos más graves en los que la lesión afecte a algún nervio, podrían producirse sensaciones de hormigueo o adormecimiento. Si esto ocurre, es importante que acudas rápidamente a tu especialista.

ejercicio-fisico-drpablosomoza

¿Se puede prevenir una patología de columna vertebral?

Asegurar al 100% que siguiendo una serie de consejos podrás evitar sufrir una patología de columna vertebral es imposible. De hecho, como ya hemos avanzado al hablar sobre las afecciones más frecuentes, un alto porcentaje de la población mundial sufrirán algún tipo de dolencia de este tipo a lo largo de su vida.

Especialmente imposible de evitarlas será para aquellos pacientes aquejados de alguna enfermedad degenerativa o crónica. En este tipo de situaciones, se podría trabajar para paliar sus síntomas, pero en ningún caso existiría una fórmula mágica para interrumpir su avance.

No obstante, sí que podemos ofrecer algunos consejos para tratar de prevenir esas patologías de columna vertebral que surgen como consecuencia de malos hábitos posturales o grandes esfuerzos.

¿Cuáles son esos consejos que debes tener en cuenta para prevenir problemas vertebrales? Se trataría, básicamente, de actuar en dos líneas. Por un lado, controlar el Índice de Masa Corporal (IMC) o, lo que es lo mismo, el peso. Tener un IMC superior al que deberíamos supone un trabajo extra para nuestra columna y puede generarnos, por ejemplo, una hernia discal.

Otro hábito que deberíamos incluir en nuestra vida de forma diaria, no solo para fortalecer nuestra columna vertebral sino también porque aporta un gran número de beneficios a nuestro cuerpo, es realizar ejercicio físico. Trabajar el core (zona abdominal, lumbares y pelvis) nos ayudará a reforzar nuestra musculatura y a corregir la postura corporal. Así mismo, debemos evitar también los movimientos bruscos.

Trata tus patologías de columna vertebral en la clínica del Dr. Pablo Somoza

El Dr. Pablo Somoza, es un especialista en Neurocirugía con más de 20 años de experiencia. En nuestra clínica podrás encontrar los tratamientos más novedosos para tratar las patologías de columna vertebral como la cirugía mínimamente invasiva, cirugía con navegación, etc. Si tienes alguna dolencia de este tipo, contacta con nosotros o acude a nuestra clínica sin ningún tipo de compromiso.

4/5 - (1 voto)
¡Suscríbete a nuestra newsletter!
Otros post de interés...
Contactar